Opinión

Cifuentes con las universidades públicas

Eugenia Carballedo|Madrid |12 de Septiembre de 2017, 07:00

Al tiempo que se aprueban sucesivas bajadas de las tasas, el gobierno regional ha duplicado las becas para universitarios con menos recursos. 

Dice el refranero que el movimiento se demuestra andando. Y a mi entender, no le falta razón. En el ámbito de la política son los hechos los que dan y quitan razones, los que fomentan o resquebrajan la confianza. Comienza el curso universitario en pocas fechas y una vez más, los jóvenes matriculados en las universidades públicas madrileñas, van a comprobar que el Gobierno de Cifuentes está con ellos. Y no porque alguien lo deje escrito en un artículo sino porque los hechos así lo atestiguan.

Estamos en el tercer curso universitario que arranca con Cristina Cifuentes como Presidenta de la Comunidad de Madrid. Y es también la tercera ocasión en que las tasas universitarias bajan. En el curso 2017/18 las tasas de grado descienden un 5 por ciento y las de master un 10, lo que sumado a las bajadas aprobadas en los dos cursos anteriores, resulta un descenso del 20 por cierto en las enseñanzas de grado y un 30 en las de master.

Como dije, el movimiento se demuestra andando. Adquirimos el compromiso electoral de reducir las tasas universitarias y las tasas están bajando. Tres años de bajadas continuas en los cursos 2015, 2016 y 2017 van a conseguir que los jóvenes madrileños matriculados en grado se ahorren 400 euros y los que cursen un master se ahorren 1200 euros, respecto a lo que estuvieron pagando hace tan solo dos años.

Los hechos son tozudos y hablan del compromiso inquebrantable de la Presidenta Cifuentes con las universidades públicas. No solo abandera una bajada constante de tasas universitarias que va a beneficiar a más de 205.000 alumnos matriculados en las seis universidades públicas madrileñas. Es igualmente significativo que, ya en 2016, acelerara el pago de cerca de 300 millones de euros a las universidades, con el objetivo de aplicar cuanto antes las sentencias firmes existentes hasta 2016 por los planes de financiación (2006/2010) y de inversiones (2007/2011).

Pero hay más. Al tiempo que se aprueban sucesivas bajadas de las tasas, el gobierno regional ha duplicado las becas para universitarios con menos recursos. A este fin, se puso en marcha, por primera vez el año pasado, un Plan de ayudas a universitarios en situación socioeconómica desfavorecida con ayudas que superaron los 1,5 millones de euros. Este curso académico se ha duplicado el presupuesto destinado al citado Plan con 3 millones de euros, lo que va a permitir aumentar el número de universitarios beneficiados hasta rondar los 2.600.

Este compromiso de la Presidenta por el fomento de la igualdad de oportunidades en la enseñanza superior ha supuesto también otra línea de actuación importante. Merece destacar la dedicada a estudiantes universitarios con discapacidad a través de unas becas que ascienden hasta los 1.500 euros por curso y alumno. El objetivo del gobierno regional es garantizar una universidad pública de calidad, abierta a todos a aquellos que tengan aptitudes y ganas de estudiar.

Eugenia Carballedo es diputada del Grupo Popular en la Asamblea de Madrid

  • Comentarios
  • ¡Aún no hay mensajes! Sé el primero en comentar

  • Escribe tu comentario