Cultura > Madrid es cultura

Música de todos los estilos con nocturnidad y 'Alevosía' en Malasaña

Redacción| Madrid | 05 de Febrero de 2018, 10:00

Escritores y fundadores de Aleatorio, un espacio dedicado a la escritura y la poesía, se han unido a otros cuatro socios para crear un nuevo enclave cultural.

Escritores y fundadores de Aleatorio, un espacio dedicado a la escritura y la poesía, se han unido a otros cuatro socios para crear un nuevo enclave cultural y musical en Madrid: Alevosía.

La nueva sala de conciertos está en la calle Andrés Borrego 8, en el centro de Malasaña y su objetivo es "revolucionar, a base de cultura musical en directo, el arcaico concepto de discoteca y dar cabida a nuestros artistas emergentes nacionales".

Se trata de la nueva propuesta de Carlos Salem, Escandar Algeet y Marcus Versus, escritores y fundadores de Aleatorio, un local de referencia para amantes de la escritura y, sobre todo, de la poesía. Entre los cuatro nuevos socios se encuentran los creadores de la serie de videos musicales 'Malditos Domingos'.

Alevosía es un espacio multidisciplinar dedicado a la música, donde cabrá todo tipo estilos y donde artistas y bandas eclécticas tengan un lugar en el que darse a conocer con jam sessions, open mics y conciertos que irán desde el rock al indie, pasando por canciones de autor, funky, flamenco, fusión, entre otros estilos.

Según explica uno de sus socios, Gonzalo Cáceres, la finalidad de este espacio es ser un punto de encuentro entre músicos y autores de la cultura musical nacional, y los "amantes de la música emergente, desde la perspectiva y la mentalidad genuina" con la que han convertido a Aleatorio en el lugar de reunión para poetas y escritores en nuestro país.

El proyecto contará también con características sociales "curiosas y fuera de cualquier estereotipo", como por ejemplo el hecho de que hayan decidido disponer de "puertas" mujeres, en lugar de hombres, para también romper visualmente con el concepto de "discoteca" y adentrarse en un concepto de encuentro creativo que censura la violencia como forma de diversión y, por tanto, no necesita esta figura como elemento disuasorio. "Esto no deja de ser una anécdota, pero aporta valor el concepto en su conjunto".


PROGRAMACIÓN ALEVOSÍA

  • Comentarios
  • ¡Aún no hay mensajes! Sé el primero en comentar

  • Escribe tu comentario