Distritos > Barrios de Madrid

Imagen: Happening Madrid

Lavapiés, multiculturalidad y casticismo fusionado

Layla Liuzzi| Madrid | 09 de Abril de 2018, 10:00

Lavapiés de ambiente pacífico y tolerante se recupera de uno de sus momentos más tensos, la muerte del senegalés Mame Mbaye.

Lavapiés sin duda es el barrio donde actualmente confluyen más etnias y culturas de toda la capital.

Esta barriada del centro, de la cual hay un origen incierto, ya que existe la creencia o leyenda de que era la judería de Madrid, es famosa y visitada por numerosos locales y extranjeros que quedan encandilados con sus pintorescas calles, donde lo exótico y lo tradicional se rebelan en una espectacular muestra de multiculturalidad.

Este barrio acoge a personas procedentes de más de 88 nacionalidades y hay zonas en las que abundan etnias concretas, como es el caso de Tirso de Molina y Calle de la Magdalena donde los comercios de venta al por mayor y negocios locales, en su mayoría, son de propietarios chinos y la calle del Amparo con gente originaria de Bangladesh y Pakistán. Sin embargo la plaza de Lavapiés y la calle que rinde honor a esta, alberga mayoría de africanos, senegaleses y marroquíes entre otros.

Festivales como el de bollywood, la celebración del año nuevo Chino y la primaveral fiesta hindú de los colores, donde los pigmentos de color simbolizan la igualdad entre etnias, son claras muestras de la mezcolanza de este barrio, dónde muchos extranjeros se sentían cerca de sus hogares y bien acogidos.

La primera vez que apareció el nombre 'Lavapiés' en algún escrito fue en el siglo XVII en las obras de Lope de Vega, Tirso de Molina y Cervantes.

En el siglo XVIII fue Ramón de la Cruz quién escribiría en su famoso sainete Los bandos de Lavapiés el término 'avapies' , quien pudo hacer referencia al vocablo avapiest, que en arameo significaría 'nuestro barrio', aunque también se cree que pudo llamarse así en su sentido más figurado, ya que realizaban esa acción en la fuente de la plaza.

El distrito quedaba a las afueras de la muralla cristiana y según los archivos del ayuntamiento de Madrid,  el origen del barrio estaría en los asentamientos comerciales de finales del siglo XV relacionados con el camino real de Toledo y el camino de Atocha, y la existencia del antiguo matadero que aprovechaba el gran desnivel hacia el valle del río Manzanares para evacuar los rastros de la sangre y desechos de los animales.

El barrio, famoso por sus corralas como la de Sombrerete y baratas casas, recibía continuamente oleadas de inmigrantes del ámbito rural que encontraban su hogar en estas calles, y en la década de los 70 y 80 muchos de los residentes abandonaron sus hogares de modo que en los 90 muchos anarquistas y grupos okuparon sus hogares comenzando así el barrio vecinal que cuenta con más plataformas, asociaciones y colectivos vecinales que hoy día conocemos.
 

FIESTAS PATRONALES: SAN LORENZO Y SAN CAYETANO


Las Fiestas de San Cayetano junto con las fiestas de la Paloma y San Lorenzo, forman una trilogía festiva que se celebra en el mes de agosto en el barrio de Lavapiés.

La iglesia de San Lorenzo, o Templo de las pulgas, como es popularmente conocida por su reducido tamaño, esta ubicada en la calle Doctor Piga, y ocupa el solar que antaño dicen, ocupaba la sinagoga. Esta se consagró el 8 de septiembre de 1670 y el 20 de julio de 1936 fue totalmente destruida a consecuencia de la Guerra civil.

El nuevo edificio no mantuvo el diseño original y fue inaugurado el 9 de agosto de 1950, marcando así la fecha de la festividad patronal que cuenta con una amplia programación elaborada por multitud de asociaciones y plataformas vecinales, donde imparten talleres, cursos, pasacalles, cuenta cuentos y oferta gastronómica en un ambiente musical muy variado.
 

EL BARRIO DE LOS MANOLOS Y MANOLAS


Cuando los judíos fueron expulsados de Madrid por los Reyes Católicos, muchos de los residentes experimentaron una conversión forzosa al cristianismo y preocupados por parecer nuevos cristianos llamaban al primer hijo Manuel, así quedó el barrio como el de los Manueles y por tanto de los Manolos.
 

CULTURA EN LAVAPIÉS: EL TRIÁNGULO DEL ARTE DE MADRID


Lavapiés es un buen lugar para aquellos que disfrutan del arte en todos sus formatos, tendencias, tradición y vanguardia conviven en numerosas galerías de arte apiñadas en la calle Fourquet y sus aledañas. El barrio cuenta con más de 70 salas independientes especializadas en teatro vanguardista, infantil, alternativo, político, clásico o microteatro. También existen numerosos locales y salas donde disfrutar de música internacional en directo.

Pero sin duda la estrella de la corona se la lleva el famoso y popularmente conocido, triángulo del arte, que engloba el Museo centro de Arte Contemporáneo, Reina Sofía, junto a La casa Encendida y LaTabacalera.


El Reina Sofía ubicado en la calle Santa  Isabel, es el orgullo de la capital por su completa colección de arte que incluye obras de Picasso, Dalí, Miró, Antonio López, y Tàpies entre otros y cuya obra más famosa es el Guernica. Además de las exposiciones permanentes cuenta con un amplio y variado programa de exposiciones temporales y otorga ventajas y facilidad de acceso a los jóvenes.

La Casa Encendida desde cuya terraza se puede ver el Cerro de los ángeles, es un centro social y cultural, un espacio abierto y dinámico para todos los públicos, donde conviven las expresiones artísticas más vanguardistas con actividades educativas, de reflexión y de debate.

Dentro del arte más underground encontramos La Tabacalera, centro social autogestionado donde hay teatro, música, danza, pintura, conferencias, reuniones, audiovisuales, talleres, eventos...y dónde es de visita obligada, perderse por sus túneles teñidos de street art al igual que la calle Miguel Servet. Este espacio ofrece la posibilidad de participar a todos en sus actividades de forma gratuita a cambio de colaboración en alguno de los sectores. Se da un intercambio cultural y todas sus actividades son autogestionadas. Esta ubicado en la calle de Embajadores y ocupa la antigua fábrica de tabacos.

En sus calles también encontramos numerosas librerías al peso y espectaculares cafeterías que ofrecen la posibilidad de leer sus libros o jugar a los juegos de mesa que proponen, y todo con una decoración cuidada al detalle.

Si hablamos de gastronomía, sus calles huelen a especias, es un lugar donde poder comer comida de todo tipo y de cualquier lugar. Restaurantes de comida india, griega, marroquí, thailandesa, pakistaní, cubana, senegalesa..conviven con la taberna más tradicional y castiza. A buenos precios y de picoteo una de sus calles más conocidas es Argumosa. En los últimos años el movimiento vegano y vegetariano también se ha hecho hueco, apostando por la comida más sana y ofreciendo menús del día a precios muy competitivos, como La Oveja Negra, La Encomienda o Viva Chapata.


El barrio desprende aires de sostenibilidad y equilibrio, bastante comprometido con el medio ambiente, no es de extrañar que existan multitud de comercios de comida ecológica, que coexisten con tiendas de antigüedades y antiquísimos negocios. Muestra de ello es El Rastro, un bazar multicultural en el centro de la capital. Por las calles Mira el sol, Carlos Arniches y Ribera de curtidores se encuentran extraños anticuarios dónde poder encontrar peculiares objetos de guerra que encantan y apasionan a los coleccionistas.

Lavapiés también es lugar para los más cerveceros y en estos días comienza la 'Lavapiés Week' semana de la cerveza artesana, para el tapeo cuentan con el famoso Tapapiés que se celebra en septiembre. Aunque también dispone de especializadas vinotecas y el Mercado de San Fernando el ambiente del barrio se vive en las plazas, Agustín Lara, Nelson Mandela o plaza Lavapiés.

Otros de los edificios y lugares más emblemáticos del barrio, además de los ya citados son La escuela Pías, los institutos de Cervantes y San Isidro, la antigua catedral de San Isidro, el oratorio del Santo Cristo del Olivar, los palacios de Fernán Nuñez y Marqués de Perales y la Puerta de Toledo, que conmemora la soberanía nacional promulgada en las cortes de Cádiz.

Lavapiés de ambiente pacífico y tolerante se recupera de uno de sus momentos más tensos por los disturbios ocurridos en las ultimas semanas y la muerte del senegalés Mame Mbaye.
  • Comentarios
  • ¡Aún no hay mensajes! Sé el primero en comentar

  • Escribe tu comentario